[vc_row css_animation=”” row_type=”row” use_row_as_full_screen_section=”no” type=”full_width” angled_section=”no” text_align=”left” background_image_as_pattern=”without_pattern” background_color=”#ffffff” padding_top=”57″ padding_bottom=”95″ padding=”2″][vc_column][vc_column_text]

Preoperatorio de Cirugías Urológicas.

[/vc_column_text][vc_separator type=”small” position=”left” color=”#008f00″ thickness=”2.5″ up=”7″ down=”38″][vc_empty_space][vc_column_text]Es importante que se prepare antes de cualquier procedimiento quirúrgico. Enumeradas en el directorio de abajo hay algunas de las consideraciones que usted debe tomar en cuenta antes de cualquier procedimiento electivo (no de emergencia).

Los preparativos para la cirugía dependen de su diagnóstico. Su médico discutirá con usted cómo debe prepararse para su cirugía. Sin embargo, si usted va a recibir anestesia general, se le puede pedir que haga lo siguiente:

  • Que no beba ni coma durante un cierto período de tiempo antes del momento de la operación (mínimo 8 horas antes).
  • Que se bañe o asee, y posiblemente que se rasure el área de la operación.
  • Que se someta a varios exámenes de sangre, rayos X, electrocardiogramas u otros procedimientos necesarios para la cirugía.
  • Algunas veces se le puede recomendar al paciente que se ponga un enema la noche previa a la cirugía, para vaciar el intestino. Por favor revise esto con su médico.
  • No use maquillaje el día de la cirugía.
  • No use esmalte de uñas.
  • No use sus lentes de contacto.
  • Deje en casa los artículos de valor y las joyas.
  • Infórmele al personal médico si tiene una dentadura postiza u otras prótesis.

A menudo, para que su experiencia sea más cómoda y productiva, se les recomienda a los pacientes que traigan lo siguiente:

  • Ropas holgadas.
  • La tarjeta de su Sociedad Médica
  • Toda la información que usted considere de relevancia

[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_column_text]

Exámenes que se realizan antes de la Cirugía.

[/vc_column_text][vc_separator type=”small” position=”left” color=”#008f00″ thickness=”2.5″ width=”70″ up=”7″ down=”38″][vc_column_text]Muchos cirujanos solicitan rutinariamente exámenes de laboratorio antes de la admisión al hospital o aun antes de ciertos procedimientos ambulatorios, para identificar problemas potenciales que pudieran complicar la operación si no se detectan y tratan rápidamente. Las principales pruebas que se solicitan antes de la cirugía (y razones o síntomas posibles por los cuales se realizan) se incluyen en la lista siguiente:

  • Rayos X del tórax – un examen de diagnóstico que usa rayos de energía electromagnética invisible para obtener imágenes de tejidos internos, huesos y órganos en una placa; pueden usarse para ayudar en el diagnóstico de las causas de dificultad respiratoria, dolor del pecho, tos, fiebre de origen desconocido y otras anormalidades del corazón, respiratorias y ruidos de los pulmones.
  • Electrocardiograma (su sigla en español es ECG) – un examen que registra la actividad eléctrica del corazón, muestra ritmos anormales (arritmias), detecta daño del músculo del corazón y ayuda a determinar las causas del dolor de pecho, palpitaciones del corazón y soplos cardiacos.
  • Urinálisis – puede usarse para diagnosticar infecciones de los riñones y la vejiga, y diabetes. El urinálisis también puede detectar la presencia de medicamentos en el cuerpo.
  • Análisis de sangre con las pruebas de coagulación. En el caso de que usted tome algún fármaco con actividad anticoagulante como sintrón, aspirina, trormalyt, plavix, etc… debe comunicárselo a su médico. Su médico le cambiará el tratamiento unos días antes por otro producto compatible con la cirugía.

 

Si tiene preguntas o preocupaciones acerca de los exámenes solicitados por su médico y la importancia de tenerlos, asegúrese de aclararlas antes del procedimiento quirúrgico.[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_column_text]

El Equipo Quirúrgico.

[/vc_column_text][vc_separator type=”small” position=”left” color=”#008f00″ thickness=”2.5″ width=”70″ up=”7″ down=”38″][vc_column_text]Cuando un paciente se somete a cirugía, un equipo de personal médico asiste al cirujano en el procedimiento. El número de miembros del equipo varía, según sea el tipo de cirugía que se realice. Entre otros, la mayoría de los equipos incluyen los siguientes:

El cirujano:

Un cirujano ha completado cinco años de especialización tras seis años de medicina general.

El anestesiólogo:
Un anestesiólogo ha completado cuatro años de entrenamiento en anestesia, además de los seis años de medicina general.[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_column_text]

Los Tipos de Anestesia y Su Anestesiólogo.

[/vc_column_text][vc_separator type=”small” position=”left” color=”#008f00″ thickness=”2.5″ width=”70″ up=”7″ down=”38″][vc_column_text]Durante la cirugía, se le dará algún tipo de anestesia – medicamento administrado para el alivio del dolor y la sensación durante la cirugía. El anestesiólogo es quién administra el tipo y la dosis de anestesia. Cuando un paciente necesita cirugía, él o ella se reunirá con el anestesiólogo antes del procedimiento. El anestesiólogo revisará la historia y la condición médica del paciente para planificar el anestésico adecuado para la cirugía.

Hay varias formas o tipos de anestesia. El tipo de anestesia que usted recibirá dependerá del tipo de cirugía y de su condición médica. Usualmente, el anestesiólogo administrará un sedante además del anestésico. Los diversos tipos de anestesia incluyen los siguiente:

  • Anestesia local – anestesia local es un medicamento anestésico que se da para parar temporalmente la sensación de dolor en un área particular del cuerpo. El paciente permanece consciente durante un anestésico local. Para una cirugía menor, se puede administrar un anestésico local a través de una inyección en el sitio. Sin embargo, cuando se necesita adormecer un área mayor, o si la inyección de anestésico local no penetra lo suficiente, los médicos pueden recurrir a los anestésicos regionales.
  • Anestesia regional – anestesia regional significa adormecer únicamente la parte del cuerpo donde se va a operar. Usualmente se da una inyección de anestésico local en el área donde se encuentran localizados los nervios que proporcionan sensación a esa parte del cuerpo. Hay varias formas de anestésicos regionales, dos de las cuales describimos a continuación:
    • Anestésico espinal – un anestésico espinal se utiliza para una cirugía abdominal, pélvica, rectal, o de la extremidad más bajas. Este tipo de anestésico implica el inyectar de una sola dosis de la medicación anestésica en el espacio subaracnoideo, que rodea la médula espinal. La inyección se hace en la parte posterior más baja, debajo del extremo de la médula espinal, y causa entumecimiento en el cuerpo más bajo. En algunas situaciones, tales como un procedimiento prolongado, la anestesia espinal continua puede ser utilizada. Un catéter fino (tubo hueco) se deja en lugar en el espacio subaracnoideo para las inyecciones adicionales del agente anestésico, que asegura entumecimiento durante la longitud del procedimiento.
    • Anestésico epidural – el anestésico epidural es similar a un anestésico espinal y se utiliza comúnmente para la cirugía de los miembros más bajos y durante el parto. Este tipo de anestesia implica continuamente el infundir de una medicación anestésica a través de un catéter fino (tubo hueco). El catéter se coloca en el espacio que rodea la médula espinal en el trasero más bajo (justo fuera del espacio subaracnoideo), causando entumecimiento en el cuerpo más bajo.
  • Anestesia general – la anestesia general hace que el paciente permanezca inconsciente durante la cirugía. El medicamento se administra ya sea, por inhalación a través de un tubo o una máscara de respiración o a través de una línea intravenosa – un tubo de plástico delgado insertado en una vena (usualmente en el antebrazo del paciente). Un tubo de respiración puede insertarse en la tráquea para mantener la respiración apropiada durante la cirugía. Una vez terminada la cirugía, el anestesiólogo cesa el anestésico y el paciente se despierta en la sala de recuperación.


Acerca de su anestesiólogo:

Los anestesiólogos son médicos capacitados para administrar y controlar la anestesia que se administra durante un procedimiento quirúrgico. Ellos también son responsables de controlar y manejar los cambios en sus funciones críticas de vida – respiración, frecuencia cardiaca y presión de la sangre – a medida que se ven afectados por la cirugía realizada. Además, ellos inmediatamente diagnostican y tratan cualquier problema médico que pueda surgir durante e inmediatamente después de la cirugía.

Antes de la cirugía, el anestesiólogo evaluará la condición médica del paciente y formulará un plan anestésico tomando en cuenta la condición física del paciente. Es vital que el anestesiólogo conozca lo más posible su historia médica, su forma de vida y los medicamentos. Alguna de la información particularmente importante que él o ella necesitará saber incluye lo siguiente:

  • Reacciones a anestésicos previos
    Si usted alguna vez ha tenido una mala reacción a un medicamento anestésico, necesita poder describir exactamente cuál fue la reacción y cuáles fueron los síntomas específicos. Proporcione al anestesiólogo tantos detalles como sea posible, por ejemplo si usted tuvo náuseas cuando despertó o el tiempo que le tomó despertar, etc.
  • Suplementos herbales que toma actualmente
    Recientemente se ha descubierto que ciertos productos herbales (ajo, el jengibre, el ginseng, etc…) que muchas personas comúnmente consumen, pueden ocasionar cambios en la frecuencia cardiaca, la presión de la sangre y pueden aumentar el sangrado en algunos pacientes. La Sociedad Americana de Anestesiólogos recomienda a los pacientes que están planeando someterse a una cirugía que paren todos los suplementos herbales por lo menos dos a tres semanas antes de la cirugía para permitir que el cuerpo elimine todas estas sustancias.
  • Cualquier alergia conocida
    Es muy importante discutir cualquier alergia conocida con el anestesiólogo puesto que algunos medicamentos anestésicos pueden desencadenar alergias cruzadas, particularmente en personas que son alérgicas a los huevos y a los productos de soya. Las alergias a ambos, alimentos y medicamentos, deberían ser identificadas.
  • Medicamentos que necesitan receta médica para su venta y los de venta libre que se tomaron recientemente y, o que se toman actualmente
    También es importante informar a su cirujano y anestesiólogo acerca de los medicamentos, de receta y de venta sin receta que toma actualmente o que ha tomado recientemente. Además, como muchas personas toman una aspirina diariamente para prevenir un ataque del corazón y ciertos suplementos dietéticos, los médicos necesitan conocer estos hábitos, ya que pueden prolongar el sangrado e interfieren con los relajantes de los músculos utilizados por los anestesiólogos.
  • Fumar cigarrillos y tomar alcohol
    El fumar cigarrillos y tomar alcohol puede afectar su cuerpo tan fuertemente (y algunas veces más fuertemente) que muchos medicamentos de receta que pueda estar tomando. Debido a la forma que los cigarrillos y el alcohol afectan a los pulmones, al corazón, al hígado y a la sangre, estas sustancias pueden cambiar la forma en la que los medicamentos anestésicos trabajan durante la cirugía. Es importante que les informe a su cirujano y anestesiólogo antes de la cirugía acerca del consumo de estas sustancias, tanto en el pasado como reciente y actualmente.El someterse a una cirugía puede ser una buena motivación para dejar de fumar. La mayoría de los hospitales son entornos donde no se permite fumar y los médicos, enfermeras y otros profesionales de la salud estarán allí para brindarle apoyo. Además, usted se recuperará más rápidamente en particular en el área de la incisión o si su operación incluye cualquier hueso. Dejar de fumar también reduce los riesgos de enfermedades del corazón y el cáncer.
  • Uso de drogas de la calle (tales como la marihuana, la cocaína, las anfetaminas, etc.)
    Los pacientes a menudo se muestran reacios a discutir asuntos con respecto al consumo de drogas ilegales, pero usted debería recordar que todas las conversaciones entre usted y su cirujano, y anestesiólogo son confidenciales. Es crucial que él o ella conozcan acerca del consumo de estas sustancias que ha tenido en el pasado, reciente y actualmente. Es importante que tenga en mente que el único interés que su médico tiene en esta información es saber acerca de su condición física para poder proporcionarle la anestesia más segura posible.

[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_column_text]

Conozca al Anestesiólogo antes de la Cirugía.

[/vc_column_text][vc_separator type=”small” position=”left” color=”#008f00″ thickness=”2.5″ width=”70″ up=”7″ down=”38″][vc_column_text]Ya que la anestesia y la cirugía afectan todos los sistemas del cuerpo, el anestesiólogo llevará a cabo una entrevista antes de la operación. Durante esta entrevista, el anestesiólogo revisará su historia médica y también discutirá la información arriba mencionada. él o ella también le informarán sobre qué esperar durante la cirugía y discutirán las opciones de anestésicos con usted.

Si ustedes no se han conocido personalmente durante la entrevista preoperatoria, el anestesiólogo se reunirá con usted inmediatamente antes de la cirugía para revisar su historia médica completa, así como los resultados de cualquier examen médico realizado con anterioridad. En este momento, él o ella tendrá un entendimiento claro de sus necesidades anestésicas.[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_column_text]

¿Cómo se manejan otras condiciones médicas preexistentes durante la cirugía?.

[/vc_column_text][vc_separator type=”small” position=”left” color=”#008f00″ thickness=”2.5″ width=”70″ up=”7″ down=”38″][vc_column_text]Si usted tiene una condición médica pre-existente como la diabetes, el asma, problemas del corazón, artritis, etc., su anestesiólogo habrá sido informado de ellas y estará bien preparado para tratar estas condiciones durante su operación, así como inmediatamente después. Los anestesiólogos están entrenados para manejar problemas médicos repentinos relacionados con la cirugía, así como condiciones crónicas que podrían necesitar atención durante el procedimiento.[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_column_text]

¿Cómo se monitoriza la condición del paciente durante la cirugía?.

[/vc_column_text][vc_separator type=”small” position=”left” color=”#008f00″ thickness=”2.5″ width=”70″ up=”7″ down=”38″][vc_column_text]La monitorización es uno de los papeles más importantes que el anestesiólogo desempeña durante la cirugía. Las observaciones segundo a segundo de incluso el más pequeño cambio en el amplio campo de las funciones del cuerpo le dan al anestesiólogo gran cantidad de información acerca del bienestar del paciente. Además de dirigir su anestesia, el anestesiólogo controlará las funciones vitales tales como la frecuencia del corazón, presión sanguínea, ritmo del corazón, la temperatura del cuerpo y la respiración. él o ella también será responsable del reemplazo de líquidos y sangre, cuando sea necesario. Durante la cirugía se utiliza tecnología sofisticada para monitorizar cada órgano y su funcionamiento.[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_column_text]

Lista de Verificación para la Cirugía / Documentos de Autorización / Información del Seguro.

[/vc_column_text][vc_separator type=”small” position=”left” color=”#008f00″ thickness=”2.5″ width=”70″ up=”7″ down=”38″][vc_column_text]La decisión para someterse a una cirugía es muy importante. Usted necesita estar completamente informado y preparado para el procedimiento, así como para cualquier necesidad especial que pueda tener posterior a la cirugía. Su preparación afectará las consecuencias y los resultados. La siguiente es una lista de verificación que le ayudará a prepararse para la cirugía:

Haga una lista de preguntas para formulárselas a su médico o cirujano referentes al tipo de intervención recomendada.
Determine si el procedimiento quirúrgico es el adecuado para usted.
Obtenga una segunda opinión, si lo desea.
Verifique con su plan de salud todo lo referente a gastos y cobertura de la próxima cirugía.
Obtenga información de los gastos médicos y los del hospital, o de las instituciones para pacientes ambulatorios.
Programe la cirugía.
Prepare la lista de los medicamentos que toma actualmente (o ha tomado recientemente) ya sea medicamentos que necesiten receta médica, de venta sin receta, y suplementos herbales; para que la revise con el anestesiólogo y los cirujanos.
Programe los exámenes de laboratorio preoperatorios.
Establezca la entrevista preoperatoria con el anestesiólogo.
Siga todas las instrucciones durante las semanas y días previos a la cirugía.
Descontinúe los medicamentos que se le indique: los que necesitan una receta médica para su venta, los de venta sin receta y los suplementos herbales antes de la cirugía de acuerdo a las instrucciones de su cirujano o médico.
Disponga de todo lo que necesitará después de la cirugía tal como cuidados en el hogar, equipo, etc.
Firme antes de la intervención todos los documentos de autorización para recibir atención médica y otros formularios legales.
Deje de fumar para ayudar en su proceso de recuperación.[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_column_text]

¿Qué es un consentimiento informado para recibir atención médica?.

[/vc_column_text][vc_separator type=”small” position=”left” color=”#008f00″ thickness=”2.5″ width=”70″ up=”7″ down=”38″][vc_column_text]Antes de la cirugía, se le explicará cuidadosamente el procedimiento, el propósito, cualquier riesgo y los resultados que se esperan. También podría pedírsele que firme el documento de ” consentimiento informado para recibir atención médica”, que establece detalladamente que usted entiende todo lo relacionado con su cirugía. Usted deberá leer cuidadosamente todo el documento de autorización antes de firmarlo.[/vc_column_text][vc_empty_space height=”50px”][/vc_column][/vc_row][vc_row css_animation=”” row_type=”row” use_row_as_full_screen_section=”no” type=”full_width” angled_section=”no” text_align=”left” background_image_as_pattern=”without_pattern” background_color=”#353535″ padding_top=”57″ padding_bottom=”95″ css=”.vc_custom_1497389167722{padding-top: 2px !important;padding-right: 2px !important;padding-bottom: 2px !important;padding-left: 2px !important;}”][vc_column][vc_empty_space][vc_column_text]

NOVEDADES DR. PEINADO | UROLOGÍA

[/vc_column_text][vc_separator type=”small” position=”center” up=”7″ down=”45″][latest_post type=”boxes” number_of_colums=”4″ number_of_rows=”1″ order_by=”date” order=”DESC” display_time=”1″ display_comments=”0″ display_like=”0″ text_length=”0″ category=”urologia”][vc_empty_space height=”50px”][/vc_column][/vc_row][vc_row css_animation=”” row_type=”row” use_row_as_full_screen_section=”no” type=”full_width” angled_section=”no” text_align=”left” background_image_as_pattern=”without_pattern”][vc_column][vc_empty_space height=”50px”][/vc_column][/vc_row]

Cerrar menú

Acerca de las cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y para mejorar su experiencia conforme a nuestra política de cookies. Si continúa navegando o hace clic en «Aceptar», estará consintiendo las cookies de este sitio.