Hiperplasia Benigna de Próstata

¿QUÉ ES LA PRÓSTATA?

La próstata es una glándula de pequeño tamaño y con la forma de una nuez que se sitúa por debajo de la vejiga, cuyas dimensiones normales oscilan entre 3-4 cm en su porción más ancha, de 4-6 cm de largo, y 2-3 cm de espesor. La próstata normal, en los hombres jóvenes, pesa alrededor de 20 gramos.

¿PARA QUÉ SIRVE LA PRÓSTATA?

La próstata es una glándula de secreción externa y junto a las vesículas seminales constituye el órgano sexual secundario más importante en el hombre. Su papel principal es la secreción de una gran proporción de líquido seminal, que juega un importante papel en la fertilización: sirve de vehículo y nutrición para aumentar las posibilidades de supervivencia de los espermatozoides. Las secreciones de estas glándulas constituyen la mayor parte del volumen y composición química de parte del semen. La contribución de la próstata humana a un eyaculado medio representa del 15 al 30% del volumen total.

¿QUÉ ESTRUCTURAS ATRAVIESAN LA PRÓSTATA?

Al situarse por debajo de la vejiga y naciendo de ésta, parte la uretra que es un tubo que lleva la orina de la vejiga al exterior. A su vez la próstata está atravesada por otro tubo que proviene de las vesículas seminales que son unas glándulas cuya misión es aportar elementos nutritivos al semen y los conductos deferentes que son unos tubos que parten de los testículos y conducen fundamentalmente los espermatozoides hasta el exterior.

¿QUÉ ES LA HIPERPLASIA BENIGNA DE PRÓSTATA O HBP?

Su propio nombre lo indica: hiperplasia significa aumento; benigno: este aumento no es un cáncer. Por tanto, la hiperplasia benigna de próstata o “tener o padecer de la próstata” como se dice coloquialmente es uno de los problemas benignos más comunes en los hombres a partir de los 50 años. Fundamentalmente se debe a que con los años la próstata va creciendo en todos los hombres (a algunos les afecta más que a otros) y este crecimiento origina una compresión en la uretra, lo que produce problemas principalmente a la hora de orinar.

¿QUÉ REPERCUSIÓN SOCIO-ECONÓMICA TIENE EL CRECIMIENTO BENIGNO DE LA PRÓSTATA?

Para destacar la enorme importancia que tiene la HBP le vamos a describir estos datos:

El crecimiento de la próstata constituye la segunda causa más frecuente de intervención quirúrgica en varones después de los 65 años de edad, después de la cirugía de cataratas.

El 24% del trabajo del urólogo está relacionado con la patología de la próstata y un 38% de toda la cirugía mayor urológica es por la hiperplasia benigna de próstata.

¿DESDE CUÁNDO SE CONOCE LA EXISTENCIA DE LA PRÓSTATA?

El término “próstata” fue primero utilizado por Herophilus de Alejandría en 335 a. Cristo refiriéndose al órgano situado en frente de la vejiga. Sin embargo, no fue hasta 2000 años más tarde en que los médicos describieron que el crecimiento de este órgano podría producir la obstrucción del vaciamiento de la vejiga. Riolan, en 1649, en Opera Anatomica, fue el primero en describir e ilustrar la obstrucción de la vejiga como resultado del crecimiento de la glándula prostática.

¿QUÉ ES LO QUE PRODUCE ESTE CRECIMIENTO DE LA PRÓSTATA EN TODOS LOS HOMBRES A MEDIDA QUE ENVEJECEN?

La HBP es un crecimiento anormal de la próstata que comúnmente afecta sólo a dos especies: el hombre y el perro. Aunque el desorden es casi universal entre los hombres viejos, la patogénesis de este proceso está pobremente comprendida. Todavía sigue siendo un misterio por qué tantas otras especies, como los toros, los caballos, los gatos, y los roedores, se encuentran esencialmente libres de crecimiento anómalo de la próstata, dada que estos animales comparten gran parte de nuestro medio ambiente.

Hoy en día nadie pone en duda que la hiperplasia prostática benigna es un proceso con una etiología multifactorial, donde la edad y las hormonas desempeñan un papel fundamental en el crecimiento anómalo de los diferentes componentes celulares normales que componen la glándula prostática.

En resumen, aparte de la edad, no existe ningún factor favorecedor de la HBP y ningún factor patológico ni clínico han podido ser probados.

¿EL PADECER DE PRÓSTATA AFECTA A TODAS LAS RAZAS?

En el momento actual, no hay estudios concluyentes que excluyan algunas razas y el único factor protector corrientemente admitido, pertenecer a la raza asiática, parece hoy estar puesto en duda.

¿APARTE DE LA EDAD HAY ALGÚN OTRO FACTOR QUE INFLUYA SOBRE ESTE PROCESO?

No. Tampoco parecen influir ni la religión, ni la dieta, ni otros factores.

¿POR QUÉ HAY HOMBRES QUE TIENEN PROBLEMAS CON LA PRÓSTATA Y OTROS NO?

Todos los hombres que vivan bastante desarrollarán un hiperplasia benigna de próstata microscópica (se puede estudiar mediante el análisis de microscopio), pero sólo un 50% tendrán una hiperplasia macroscópica (es decir que el tamaño de la próstata estará realmente aumentado). De este último 50%, aproximadamente un 50% de ellos tendrán problemas clínicos identificables.

¿CUÁL ES LA PRINCIPAL CAUSA DE QUE LA PRÓSTATA PRODUZCA LOS PROBLEMAS EN EL VARÓN MAYOR DE 50 AÑOS?

La principal causa es causada por la obstrucción que produce esa próstata aumentada de tamaño a la salida de la orina de la vejiga. En una fase temprana del proceso el paciente por lo general presenta muy pocos síntomas dado que la vejiga aún es capaz de compensar el aumento de la resistencia al flujo urinario. Sin embargo, a medida que avanza la obstrucción se instala una constelación de síntomas conocidos genéricamente con el nombre de “prostatismo” causados por síntomas obstructivos. Estos síntomas son muy conocidos por muchos hombres de edad y son los que en muchas ocasiones hacen que el paciente acuda a la consulta: dificultad y retraso en el inicio de la micción, disminución del calibre y fuerza del chorro miccional, micción intermitente o prolongada, goteo postmiccional, sensación de vaciamiento incompleto, retención urinaria, incontinencia por rebosamiento. La mayoría de estos efectos se deben a que la uretra se estrecha, por lo que hay que hacer más fuerza para orinar.

La obstrucción se asocia con una disminución de la distensibilidad vesical. Todos estos cambios se combinan para provocar la aparición de los síntomas irritativos que a menudo preocupan más a los pacientes: la disminución de la capacidad funcional de la vejiga y la aparición resultante de polaquiuria, urgencia, nicturia e incontinencia con urgencia. Los síntomas irritativos suelen ser el reflejo de contracciones involuntarias de la vejiga.

¿POR QUÉ HAY HOMBRES CON PRÓSTATAS GRANDES QUE NO TIENEN SÍNTOMAS Y OTROS CON PRÓSTATAS PEQUEÑAS QUE SE QUEJAN MUCHO?

El tamaño de la próstata no determina la severidad de la obstrucción de la vejiga o la HBP clínica. Además, la simple reducción del tamaño de la próstata no implica necesariamente la mejoría sintomática de los hombres con HBP De cualquier manera todo aquello que reduzca el tamaño de la próstata será de gran ayuda para el alivio de la sintomatología del paciente. Todo ello se produce porque depende de la capacidad de adaptación que tenga la vejiga a luchar contra la obstrucción que se supone es la próstata.

¿PUEDE AFECTAR A LOS RIÑONES EL TENER PRÓSTATA?

Sí, en algunos casos, puesto que no se vacía bien la vejiga, se acumula orina en la vejiga e indirectamente se pueden afectar los riñones por no poder eliminar adecuadamente toda la orina.

¿HAY MÁS PROBABILIDAD DE TENER INFECCIONES?

También, porque al no evacuar adecuadamente la orina de la vejiga, se favorece la proliferación de gérmenes que están en la orina y por tanto de tener una infección.

¿SANGRAR POR LA ORINA (HEMATURIA) PUEDE SER CAUSADO POR LA PRÓSTATA?

Evidentemente. Todo paciente mayor de 50 años que acude a urgencias con un sangrado por la orina deberá ser estudiado para descartar que no es una hiperplasia benigna de próstata. También hay otras causas importantes de hematuria como son el cáncer de próstata, las litiasis, los tumores de vejiga,…

¿TODOS LOS HOMBRES MAYORES DE 50 AÑOS TIENEN QUE HACERSE CHEQUEOS PROSTÁTICOS

Sí. Porque de esta forma se estudia si tiene cáncer de próstata (ver capítulo) o si tiene sintomatología de hiperplasia benigna de próstata.

¿CUÁLES SON LAS PRUEBAS DIAGNÓSTICAS FUNDAMENTALES PARA ESTUDIAR UN PACIENTE CON PADECIMIENTO DE PRÓSTATA?

Una evaluación mínima es recomendable en todo varón mayor de 50 años con o sin sintomatología de prostatismo. Las pruebas básicas incluyen un tacto rectal, un análisis de sangre que incluya el antígeno prostático específico y/o una ecografía abdominal o transrectal.

¿EN LA HISTORIA CLÍNICA, CUÁLES SON LAS PREGUNTAS FUNDAMENTALES?

Aparte de una historia clínica que le pregunte por sus antecedentes familiares y las enfermedades más significativas que usted ha padecido se le hará una serie de preguntas relacionadas con tener aumentadas la próstata. No olvide que el crecimiento de la próstata produce un estrechamiento de la uretra y por tanto una dificultad al vaciamiento de la orina de la vejiga. Esto va a causar una serie de síntomas tanto obstructivos como irritativos que antes hemos comentado. Existe una lista de 7 preguntas que en función de su puntuación guían al urólogo para conocer si sus síntomas son importantes o no.

¿PARA QUÉ SIRVE EL TACTO RECTAL?

El tacto rectal consiste en la introducción de un dedo en el recto para tocar su próstata. Esta prueba no causa dolor y permite evaluar el tamaño de su próstata, su consistencia, la presencia de zonas dolorosas, e incluso descartar que usted tenga un cáncer de próstata u otras anormalidades.

¿QUÉ NOS PUEDE INDICAR EL ANÁLISIS DE SANGRE?

Fundamentalmente nos indicará sus niveles de PSA (antígeno prostático específico) y su estado general. También nos indica de una forma indirecta problemas relacionados con la función de sus riñones en relación con la dificultad de orinar por la vejiga por un crecimiento prostático.

¿PARA QUÉ SIRVE LA ECOGRAFÍA?

La ecografía es una prueba radiológica que a través de los ultrasonidos permite ver la anatomía de los riñones, vejiga y próstata. También nos indica el tamaño de estos órganos y las anormalidades que pudieran presentar.

¿QUÉ DIFERENCIAS HAY ENTRE LA ECOGRAFÍA ABDOMINAL Y LA ECOGRAFÍA TRANSRECTAL?

La ecografía abdominal se realiza a través del abdomen por lo que es totalmente indolora. Permite ver los riñones, vejiga y próstata. La ecografía transrectal se realiza a través de la introducción en el recto de un aparato y permite únicamente ver la próstata aunque con un poco más de detalle que la abdominal. También la transrectal permite realizar biopsias de la próstata si fuera necesario.

¿QUÉ OTRAS PRUEBAS ME PUEDE PEDIR EL URÓLOGO?

Las pruebas que hemos comentado anteriormente, en algunas ocasiones, no aportan toda la información deseada por lo que el urólogo puede solicitar algunas pruebas adicionales para completar la información. Estas pruebas pueden ser una flujometría, una urografía intravenosa, una biopsia de próstata o una cistoscopia. La mayoría de estas pruebas no causan molestias y se realizan de forma ambulatoria.

¿QUÉ ES Y PARA QUÉ SIRVE UNA FLUJOMETRÍA?

Una flujometría es una prueba que consiste en hacerle orinar en un recipiente que está conectado a un aparato que mide la cantidad de orina que expulsa durante un tiempo. En resumen, esta prueba indica la velocidad con que sale la orina. Lo normal es que la orina salga rápida y con cantidad, pero si usted tiene un problema prostático que impide que esa orina salga normal, se apreciará que sale menos cantidad y más despacio. Esta prueba es muy sencilla de realizar.

¿QUÉ ES LA UROGRAFÍA INTRAVENOSA Y PARA QUÉ SIRVE?

La urografía intravenosa es una prueba radiológica que consiste en la introducción de un contraste en una vena del brazo que a través de la circulación sanguínea llega a los riñones y se elimina por ellos. De esta forma se dibujan los riñones, la vejiga y la silueta prostática. En algunas ocasiones se solicita en el paciente prostático cuando dice que ha orinado sangre o cuando existen dudas sobre otras enfermedades urológicas. Esta prueba permite detectar el agrandamiento prostático y si tiene repercusión sobre la vejiga y en algunas ocasiones la repercusión que tiene sobre los riñones.

¿QUÉ ES UNA BIOPSIA DE PRÓSTATA Y PARA QUÉ SIRVE?

El algún caso, el diagnóstico de crecimiento benigno de próstata es complicado dependiendo si el PSA está aumentado o si el tacto rectal es anómalo. Ante cualquier duda lo aconsejable es realizar una biopsia de próstata. Se hace a través de un ecógrafo transrectal donde se introduce una aguja de biopsia para tomar muestras de tejido prostático. Dado que la próstata tiene dos lóbulos se toman muestras de ambos lóbulos. Es una prueba un poco molesta pero se puede usted marchar a casa si no hay ninguna complicación que por lo general son infrecuentes.

¿QUÉ ES UNA CISTOSCOPIA Y PARA QUÉ SIRVE?

Una cistoscopia es una prueba que consiste en la introducción de un aparato (cistoscopio) por la uretra para llegar a la vejiga y poder ver directamente cómo está esa vejiga. Durante la introducción se puede a su vez visualizar la uretra y la zona de la próstata que está en contacto con la uretra. También se puede apreciar si la próstata ha aumentado mucho de tamaño ver ese crecimiento puesto que en lugar de ver un orificio simple se verán los lóbulos de la próstata rellenando ese orificio. Esta prueba es mínimamente molesta pero fundamental cuando existen sospechas de otras enfermedades de la vejiga para descartar estos procesos.

TRATAMIENTO MÉDICO Y QUIRÚRGICO DE LA HIPERPLASIA BENIGNA DE PRÓSTATA

 

¿QUÉ TRATAMIENTO ES EL MÁS ADECUADO PARA EL PACIENTE CON HIPERPLASIA BENIGNA DE PRÓSTATA?

Hay varios tratamientos que dependen fundamentalmente de la sintomatología que padece el paciente, la edad, el tiempo de evolución, las enfermedades concomitantes, etc… En principio hay dos opciones básicas de tratamiento: el tratamiento medicamentoso y la cirugía. Dentro de cada apartado habrá que distinguir a su vez múltiples opciones que comentaremos.

¿TODOS LOS PACIENTES CON HIPERPLASIA BENIGNA DE PRÓSTATA NECESITAN TRATAMIENTO?

No necesariamente. Muchos pacientes son evaluados en consulta y su nivel de sintomatología es muy bajo por lo que en este período no necesitarán obligatoriamente tratamientos. A medida que su sintomatología progresa se evaluará la necesidad de tratamiento.

¿DE QUÉ DEPENDE QUE UN PACIENTE RECIBA TRATAMIENTO CON MEDICAMENTOS Y OTROS CON CIRUGÍA?

El tratamiento quirúrgico de la HBP siempre queda en segunda opción cuando el tratamiento con medicamentos no ha aliviado suficientemente los síntomas o cuando la sintomatología del paciente le impide realizar una vida casi normal. En este caso son altos candidatos a ser tratados de forma quirúrgica los pacientes que tienen que utilizar sonda permanente por haber sufrido una retención aguda de orina, los que han tenido un sangrado al orinar (hematuria), infecciones urinarias de repetición, cálculos de vejiga o una afectación de los riñones causada por la próstata.

¿QUÉ ES UNA RETENCIÓN AGUDA DE ORINA?

Es la situación que se produce cuando existe imposibilidad de orinar a pesar de tener la vejiga llena de orina. Se produce sobre todo debido a un problema de la próstata que llega a taponar la uretra impidiendo la salida de la orina. El tratamiento es el sondaje del paciente dejando la sonda para evitar que vuelva a padecer la misma situación.

¿ESTÁ LA PRÓSTATA RELACIONADA CON LA POTENCIA SEXUAL?

En absoluto. La próstata es un órgano que produce algunas de las sustancias que hay en el semen pero no tiene nada que ver con el deseo sexual o con la falta adecuada de erección.

¿HAY VARIOS TIPOS DE CIRUGÍA PARA LA PRÓSTATA?

En efecto. Se pueden distinguir dos modalidades básicas de tratamiento quirúrgico de la próstata. Una es la resección transuretral de la próstata y otra es la cirugía abierta de la próstata.

¿QUÉ ES LO QUE HACE LA CIRUGÍA?

La cirugía es con gran diferencia el mejor tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata. Su misión principal es eliminar el aumento de tejido que se ha producido con los años y por tanto eliminar esa obstrucción a la salida de la orina de la vejiga.

¿QUÉ DIFERENCIAS FUNDAMENTALES HAY ENTRE LOS DOS TIPOS DE CIRUGÍA?

La mayor diferencia está en que la resección transuretral de la próstata no necesita “abrir” al paciente sino que se realiza a través de la uretra mientras que la prostatectomía abierta se realiza mediante la apertura de la parte baja del abdomen para llegar a la próstata.

¿CUÁNDO SE ELIGE ENTRE LA RTU (RESECCIÓN TRANSURETRAL DE LA PRÓSTATA Y LA CIRUGÍA ABIERTA?

Fundamentalmente el criterio depende del tamaño de la próstata. En próstatas grandes es mejor la cirugía abierta porque permite mejor la extirpación de la misma. Otros factores decisivos son el estado general del paciente: en pacientes con problemas de corazón es mejor la resección transuretral, la edad del paciente, etc…

¿CUÁNDO ME OPERAN DE PRÓSTATA ME QUITAN TODA LA PRÓSTATA?

En absoluto. Cuando usted es sometido a una intervención quirúrgica de hiperplasia benigna de próstata tanto por cirugía abierta como endoscópica se elimina únicamente el exceso de tejido que ha crecido. A modo de ejemplo es como si su próstata fuese una naranja, lo que se procede a eliminar es la naranja pero la “cáscara” o piel permanece. También esto tiene implicaciones porque en esa piel que permanece puede surgir un cáncer de próstata por lo que tendrá que seguir revisiones prostáticas continuas.

¿DESPUÉS DE OPERARME DE PRÓSTATA ME PUEDE VOLVER A CRECER LA PRÓSTATA?

Sí, es posible. Aunque es infrecuente pero con los años puede usted volver a tener problemas de sintomatología prostática.

RTU PRÓSTATA

¿EN QUÉ CONSISTE LA RESECCIÓN TRANSURETRAL DE LA PRÓSTATA?

La anestesia, en la mayoría de los casos, será espinal por lo que estará usted despierto durante la cirugía pero no notará ningún dolor. Además su recuperación será mucho más rápida y le permitirá volver a casa pronto. Se introduce por la uretra un aparato (resectoscopio) hasta llegar a la próstata y se produce a realizar cortes de la misma quitando ese exceso de tejido que le hemos comentado. A medida que se va cortando se va eliminando ese exceso de tejido. Este tejido que se va eliminando se guarda para enviarlo a analizar posteriormente.

¿CUÁLES SON LAS COMPLICACIONES DE LA RESECCIÓN TRANSURETRAL DE LA PRÓSTATA?

Ante todo recordarle que toda cirugía tiene sus complicaciones. Una de los efectos secundarios más frecuentes es la eyaculación retrógrada que consiste en emitir el semen durante la eyaculación a la vejiga. No disminuye la potencia sexual ni nada más pero usted lo debe saber.

¿PUEDEN APARECER COMPLICACIONES DESPUÉS DE LA CIRUGÍA?

Sí. Las complicaciones son de pequeño porcentaje pero las más frecuentes son: estenosis de la uretra: es un estrechamiento de la uretra por la introducción de cualquier material.

Incontinencia de orina: es la pérdida involuntaria de orina. Es muy frecuente después de la cirugía y después de varias semanas se irá restableciendo la normalidad.

ADENOMECTOMÍA PROSTÁTICA

¿EN QUÉ CONSISTE LA CIRUGÍA ABIERTA DE LA PRÓSTATA?

Esta cirugía se realiza a través de una incisión en la parte baja del abdomen hasta llegar a la próstata, bien a través de su cápsula o de la vejiga. Se extrae el adenoma de próstata que es el crecimiento de su próstata y se cierran todos los planos de tejido que se han abierto.

¿POR QUÉ ES MÁS LENTA LA RECUPERACIÓN DE LA CIRUGÍA ABIERTA?

En general por varios motivos. La cirugía se suele realizar muchas veces con anestesia general. La apertura de la parte baja del abdomen obliga a una cicatrización mucho más prolongada de los tejidos.

¿QUÉ TIPO DE MEDICACIÓN ME DARÁN DESPUÉS DE LA CIRUGÍA?

Fundamentalmente medicación para su dolor y los espasmos de la vejiga.

¿ES NORMAL QUE SANGRE UNOS DÍAS DESPUÉS DE LA CIRUGÍA?

Por supuesto. Después de la cirugía de cualquiera de las dos formas sangrará un poco y lo podrá ver a través de la sonda. Con el paso de los días usted apreciará que el color anaranjado-rojizo irá aclarándose.

¿CUÁNTO TIEMPO TENDRÉ LA SONDA URINARIA?

Depende fundamentalmente del color de su orina y de su evolución. Evidentemente quien mejor evaluará todo el proceso será su urólogo. Por lo general en la RTU tendrá la sonda unos 3 días y en cirugía abierta de 5 a 7 días pero todo dependerá de su evolución.

¿CÓMO PUEDO AYUDAR A MI RECUPERACIÓN?

En el momento que usted pueda empezar a beber, lo mejor es beber mucha agua porque ayudará a mejorar la eliminación de coágulos y sangre. Camine regularmente.

¿ES NORMAL QUE SIGA PERDIENDO UN POCO DE SANGRE AL ORINAR DESPUÉS DE QUITARME LA SONDA?

Si es normal y no se asuste por ello. Tiene que seguir bebiendo agua y no obsesionarse. Si no hay ninguna complicación esta sintomatología irá desapareciendo.

¿CUÁNDO ME QUITARÁN LOS PUNTOS DEL ABDOMEN DESPUÉS DE LA CIRUGÍA ABIERTA?

Por lo general se los quitarán a la semana de la cirugía.

¿QUÉ CONSEJOS DEBO SEGUIR PARA MI CORRECTA RECUPERACIÓN?

Es importante que no haga esfuerzos ni coja pesos porque esa zona está cicatrizando. Coma con normalidad sin hacer comidas copiosas. No haga deportes violentos y lo mejor es caminar tranquilamente. Verá que a lo largo de los días irá encontrándose mejor.

¿CUÁNDO PODRÉ REINICIAR MIS RELACIONES SEXUALES?

Es usted mejor que nadie quien lo sabrá pero lo general después de unas 4 a 8 semanas podrá reiniciar sus actividades si su recuperación ha sido satisfactoria.

¿CUÁLES SON LOS SIGNOS QUE ME DEBEN PREOCUPAR EN MI RECUPERACIÓN?

Si tiene una pérdida de sangre de color rojo intenso y no cede a pesar de que bebe usted mucha agua.

Si tiene un dolor que no cede con el tratamiento analgésico.

Si tiene fiebre intensa.

Si no consigue orinar adecuadamente.

¿DEBO SEGUIR REVISÁNDOME REGULARMENTE DESPUÉS DE LA CIRUGÍA?

En efecto, no olvide que su próstata sigue ahí y debe de seguir haciéndose un chequeo periódico.

Cerrar menú

Acerca de las cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y para mejorar su experiencia conforme a nuestra política de cookies. Si continúa navegando o hace clic en «Aceptar», estará consintiendo las cookies de este sitio.