Disfunción Eréctil

¿QUÉ ES LA DISFUNCIÓN ERÉCTIL?

Hay muchas definiciones para la disfunción eréctil (o impotencia coeundi). Una de ellas podría ser la incapacidad para conseguir o mantener una erección suficiente para unas relaciones sexuales satisfactorias tanto para usted como para su pareja.

A la disfunción eréctil también se la conoce como impotencia.

¿POR QUÉ SE PRODUCE?

Actualmente conocemos muchas causas, factores de riesgo, de la impotencia. Sin extendernos a enumerarlas todas, las más frecuentes y conocidas son las siguientes:

  1. Tabaquismo
  2. Consumo exagerado de alcohol
  3. Diabetes
  4. Aumento de colesterol o de triglicérido
  5. Ciertos medicamentos
  6. Hipertensión
  7. Después de ciertas cirugías
  8. Enfermedades neurodegenerativas
  9. Alteraciones de los vasos del pene
  10. Enfermedades del hígado
  11. Insuficiencia renal

SI DECIDO ACUDIR AL MEDICO POR IMPOTENCIA, ¿A QUÉ ESPECIALISTA DEBO IR?

El urólogo es el especialista que se encarga de esta patología. Al ser un campo muy específico dentro de la Urología, no todos los urólogos tratan esta enfermedad, pero le remitirán a uno que sí lo haga.

¿DEBO ACUDIR A LA CONSULTA CON MI PAREJA?

No es imprescindible pero sí muy conveniente tanto para hacer una historia clínica lo más completa posible como para luego poder discutir las opciones terapéuticas.

EL URÓLOGO, ¿QUÉ TIPO DE PRUEBAS ME INDICARÁ?

Antes de indicar ninguna prueba complementaria se le hará una detallada historia clínica haciendo especial hincapié en los factores de riesgo que provocan la impotencia. No olvide llevar una relación de los medicamentos que está Vd. tomando.  Su urólogo le practicará también una exploración física. Será después de estos dos pasos cuando decida las pruebas que necesita para completar el diagnóstico.

¿EN QUÉ CONSISTEN ESTAS PRUEBAS?

En general, una analítica completa de sangre. En algunas ocasiones le indicará también un eco-doppler peneano (una ecografía del pene que permite ver el estado de los vasos).

¿ES LA IMPOTENCIA SIEMPRE DE CAUSA PSICOLÓGICA?

Esta creencia, que hace tiempo estaba muy extendida, hoy sabemos que es falsa. La mayoría de las impotencias tienen una base orgánica. Es verdad que el padecer disfunción eréctil conlleva un cierto grado de ansiedad que no favorece conseguir una buena erección. En cualquier caso, su urólogo le indicará si cree conveniente que Vd. sea visto por un psicólogo.

¿SI ELIMINO LOS FACTORES DE RIESGO RECUPERARÉ LA POTENCIA?

En algunos casos sí,  pero no en todos. Por ejemplo, en el caso de que sea la toma de algún medicamento el factor responsable de su cuadro, suspendiendo o modificando el tratamiento, si se puede, es posible que recupere su capacidad de erección.  En otros casos, por ejemplo en el tabaquismo, el dejar de fumar le beneficiará en muchos aspectos pero no necesariamente recuperará la potencia. Su urólogo le explicará cualquier duda que tenga al respecto.

UNA VEZ HECHO EL DIAGNÓSTICO, ¿QUÉ POSIBILIDADES DE TRATAMIENTO TENGO?

Actualmente las posibilidades terapéuticas son amplias. El inclinarse por una o por otra depende de muchos factores que deben valorarse de forma individual. Simplificando, existen tratamientos por vía oral (Viagra…), por vía intracavernosa (inyección en los cuerpos cavernosos del pene), quirúrgico (prótesis de pene, cirugía peneana….).

UNA VEZ QUE EL URÓLOGO ME HA INDICADO UN TRATAMIENTO, ¿DEBO VOLVER A LA CONSULTA?

Sí, debe volver a la consulta cuando él se lo indique. Esto es muy importante para valorar la eficacia del tratamiento y los posibles efectos secundarios que pudieran aparecer.

Cerrar menú

Acerca de las cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y para mejorar su experiencia conforme a nuestra política de cookies. Si continúa navegando o hace clic en «Aceptar», estará consintiendo las cookies de este sitio.