[vc_row css_animation=”” row_type=”row” use_row_as_full_screen_section=”no” type=”full_width” angled_section=”no” text_align=”left” background_image_as_pattern=”without_pattern” background_color=”#ffffff” padding_top=”57″ padding_bottom=”95″ padding=”2″ css=”.vc_custom_1511092361656{margin-right: 90px !important;margin-left: 90px !important;padding-top: 2px !important;padding-right: 2px !important;padding-bottom: 2px !important;padding-left: 2px !important;}”][vc_column][vc_empty_space][vc_column_text]

Cáncer Pelvis Renal y Uréter.

[/vc_column_text][vc_separator type=”small” position=”left” color=”#ffffff” gradient_color=”yes” width=”75″ up=”7″ down=”38″][vc_column_text]El cáncer de células de transición de la pelvis renal y el uréter es una enfermedad por la cual se forman células malignas (cancerosas) en la pelvis renal y en el uréter.

La pelvis renal es parte del riñón y el uréter que conecta al riñón con la vejiga. Hay dos riñones, uno de cada lado de la columna vertebral, encima de la cintura. Los riñones de un adulto miden aproximadamente cinco pulgadas de largo y tres pulgadas de ancho, y tienen forma de frijol. Los riñones limpian la sangre y producen la orina para liberar al cuerpo de desechos. La orina se acumula en el medio de cada riñón en una gran cavidad llamada la pelvis renal. A través de un tubo largo llamado uréter, cada riñón descarga la orina a la vejiga, donde esta se acumula hasta que sale del cuerpo a través de la uretra.

Anatomía del sistema urinario masculino (izquierda) y el sistema urinario femenino (derecha) que muestran los riñones, los uréteres, la vejiga, y la uretra. La orina se produce en los túbulos renales y se almacena en la pelvis renal de cada riñón. La orina fluye desde los riñones y pasa a través de los uréteres hasta la vejiga. La orina se acumula en la vejiga hasta que se expulsa del cuerpo a través de la uretra.

La pelvis renal y los uréteres están revestidos con células de transición. Estas células pueden cambiar de forma y estirarse sin romperse. El cáncer de células de transición comienza en estas células: se forma en la pelvis renal, en el uréter o en ambos.[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_column_text]

Factores de Riesgo Cáncer de Pelvis Renal y Uréter.

[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_column_text]El uso incorrecto de ciertos medicamentos para el dolor puede influir en el riesgo de contraer cáncer de células de transición de la pelvis renal y el uréter.

Los factor de riesgo incluyen los siguientes aspectos:

  • Usar incorrectamente durante un período prolongado ciertos medicamentos para el dolor, incluso los medicamentos de venta libre.
  • Estar expuesto a ciertas tinturas y productos químicos utilizados en la fabricación de productos elaborados con cuero y fibras textiles, con materiales plásticos y caucho.
  • Fumar cigarrillos.

[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_column_text]

Síntomas Cáncer de Pelvis Renal y Uréter.

[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_column_text]Entre los signos posibles de cáncer de células de transición de la pelvis renal y el uréter se incluyen la presencia de sangre en la orina y dolor de espalda.

Estos y otros síntomas pueden ser causados por el cáncer de células de transición de la pelvis renal y el uréter. Existe la posibilidad de que otros trastornos ocasionen los mismos síntomas. En los primeros estadios, tal vez no se manifiesten síntomas. Estos pueden aparecer cuando el tumor crece. Se debe consultar con un médico ante cualquiera de los siguientes problemas:

  • Sangre en la orina.
  • Dolor en la espalda que no desaparece.
  • Cansancio extremo.
  • Pérdida de peso sin razón conocida.
  • Eliminación dolorosa o frecuente de orina.

[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_column_text]

Diagnóstico Cáncer de Pelvis Renal y Uréter.

[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_column_text]Para detectar (encontrar) y diagnosticar el cáncer de células de transición de la pelvis renal y el uréter, se utilizan pruebas que examinan el abdomen y los riñones.

Se pueden utilizar las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Examen físico y antecedentes: examen del cuerpo para revisar los signos generales de salud, incluso verificar si hay signos de enfermedad, como masas o cualquier otra cosa que parezca anormal. También se anotan los antecedentes de los hábitos de salud del paciente, así como los antecedentes médicos de sus enfermedades y tratamientos anteriores
  • Análisis de orina: prueba para verificar el color de la orina y sus contenidos; por ejemplo, azúcar, proteínas, sangre y bacterias.
  • Ureteroscopía: procedimiento para mirar dentro del uréter y la pelvis renal a fin de verificar la presencia de áreas anormales. Se inserta un ureteroscopio (tubo delgado con luz) a través de la uretra hasta la vejiga, el uréter y la pelvis renal. Pueden tomarse muestras de tejido para realizar una biopsia

Ureteroscopía. Un ureteroscopio (un instrumento en forma de tubo delgado con luz y una lente para observar) se inserta a través de la uretra hasta el uréter. El médico observa la imagen del interior del uréter en el monitor de una computadora.

  • Análisis de orina: prueba para verificar el color y los contenidos de la orina como, por ejemplo, azúcar, proteínas, sangre y bacterias.
  • Ureteroscopía: procedimiento para observar el interior del uréter y la pelvis renal y determinar la presencia de áreas anormales. Se inserta un ureteroscopio (un tubo delgado con luz) a través de la uretra para llegar hasta la vejiga, el uréter y la pelvis renal. Pueden tomarse muestras de tejido para realizar una biopsia.
  • Citología de la orina: examen de la orina bajo un microscopio para determinar si hay células anormales. Los cánceres de riñón, vejiga o uréter pueden arrojar células cancerosas a la orina.
  • Pielograma intravenoso (PIV): serie de radiografías de los riñones, los uréteres y la vejiga para verificar la presencia de cáncer. Se inyecta un tinte de contraste en la vena. A medida que ese tinte circula por los riñones, los uréteres y la vejiga, se toman radiografías para ver si hay algún bloqueo.
  • Exploración por TC: procedimiento mediante el cual se toma una serie de fotografías detalladas del interior del cuerpo, desde ángulos diferentes. Las imágenes son creadas por una computadora conectada a una máquina de rayos X. Se inyecta un tinte en una vena o se ingiere, a fin de que los órganos o los tejidos se destaquen más claramente. Este procedimiento también se llama tomografía computada, tomografía computarizada o tomografía axial computarizada.
  • Ecografía: procedimiento en el cual se hacen rebotar ondas sonoras de alta energía (ultrasónicas) en tejidos u órganos internos y se crean ecos. Los ecos forman una imagen de los tejidos corporales que se llama sonograma. Se puede realizar una ecografía del abdomen para ayudar a diagnosticar el cáncer de la pelvis renal y el uréter.

[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_column_text]

Pronóstico Cáncer de Pelvis Renal y Uréter.

[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_column_text]Ciertos factores afectan el pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

El pronóstico (probabilidad de recuperación) depende del estadio y el grado del tumor.

Las opciones de tratamiento dependen de los siguientes aspectos:

  • El estadio y el grado del tumor.
  • La localización del tumor.
  • Si el otro riñón del paciente está sano.
  • Si el cáncer recidivó.

La mayoría de los casos de cáncer de células de transición de la pelvis renal y el uréter se curan si se detectan temprano.

Después de que se diagnostica el cáncer de células de transición de la pelvis renal y el uréter, se realizan pruebas para determinar si las células cancerosas se diseminaron dentro de la pelvis renal y el uréter o hasta otras partes del cuerpo.[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_column_text]

Diseminación Cáncer de Pelvis Renal y Uréter.

[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_column_text]El proceso utilizado para determinar si el cáncer se diseminó dentro de la pelvis renal y el uréter o hasta otras partes del cuerpo se llama estadificación. La información reunida durante el proceso de estadificación determina el estadio de la enfermedad. Es importante conocer el estadio para poder planificar el tratamiento. En el proceso de estadificación, se pueden utilizar las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Pielograma intravenoso (PIV): serie de radiografías de los riñones, los uréteres y la vejiga para verificar la presencia de cáncer. Se inyecta un tinte de contraste en la vena. A medida que ese tinte circula por los riñones, los uréteres y la vejiga, se toman radiografías para ver si hay algún bloqueo.
  • Exploración por TC: procedimiento mediante el cual se toma una serie de fotografías detalladas del interior del cuerpo, desde ángulos diferentes. Las imágenes son creadas por una computadora conectada a una máquina de rayos X. Se inyecta un tinte en una vena o se ingiere, a fin de que los órganos o los tejidos se destaquen más claramente. Este procedimiento también se llama tomografía computada, tomografía computarizada o tomografía axial computarizada.
  • Ecografía: procedimiento en el cual se hacen rebotar ondas sonoras de alta energía (ultrasónicas) en tejidos u órganos internos y se crean ecos. Los ecos forman una imagen de los tejidos corporales que se llama sonograma.
  • Ureteroscopía: procedimiento para mirar dentro del uréter y la pelvis renal a fin de verificar la presencia de áreas anormales. Se inserta un ureteroscopio (tubo delgado con luz) a través de la uretra hasta la vejiga, el uréter y la pelvis renal. Pueden tomarse muestras de tejido para realizar una biopsia.
  • Cirugía: un patólogo examinará los tejidos extraídos durante la cirugía para tratar el cáncer de células de transición.

El cáncer se disemina en el cuerpo de tres maneras.

Las tres maneras en que el cáncer se disemina en el cuerpo son las siguientes:

  • A través del tejido. El cáncer invade el tejido normal que lo rodea.
  • A través del sistema linfático. El cáncer invade el sistema linfático y circula por los vasos linfáticos hasta otros lugares en el cuerpo.
  • A través de la sangre. El cáncer invade las venas y los capilares, y circula por la sangre hasta otros lugares en el cuerpo.

Cuando las células cancerosas se separan del tumor primario (original) y circulan a través de la linfa o la sangre hasta otros lugares en el cuerpo, se puede formar otro tumor (secundario). Este proceso se llama metástasis. El tumor secundario (metastásico) es el mismo tipo de cáncer que el tumor primario. Por ejemplo, si el cáncer de mama se disemina hasta los huesos, las células cancerosas de los huesos son en realidad células de cáncer de mama. La enfermedad es cáncer metastásico de mama, no cáncer del hueso.[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_column_text]

Tratamiento Cáncer de Pelvis Renal y Uréter.

[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_column_text]Hay diferentes tipos de tratamiento disponibles para los pacientes de cáncer de células de transición de la pelvis renal y el uréter.

Algunos tratamientos son estándar (el tratamiento actualmente usado) y otros están en evaluación en ensayos clínicos.[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_column_text]

Cirugía Cáncer de Pelvis Renal y Uréter.

[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_column_text]En el tratamiento de cáncer de células de transición de la pelvis renal y el uréter se puede utilizar uno de los siguientes procedimientos quirúrgicos:

  • Nefrourecterectomía: cirugía para extirpar todo el riñón, el uréter y el puño de la vejiga (tejido que conecta el uréter con la vejiga).
  • Resección segmentaria del uréter: procedimiento quirúrgico para extirpar la parte del uréter que contiene el cáncer y parte del tejido sano que lo rodea. Luego, se vuelven a unir los extremos del uréter. Este tratamiento se utiliza cuando el cáncer es superficial y se localiza solo en el tercio inferior del uréter, cerca de la vejiga.

[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_column_text]

Fulguración Cáncer de Pelvis Renal y Uréter.

[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_column_text]La fulguración es un procedimiento quirúrgico que destruye tejido mediante una corriente eléctrica. Se utiliza una herramienta con un bucle de alambre pequeño en el extremo para extirpar el cáncer o cauterizar el tumor con electricidad.[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_column_text]

Resección segmentaria de la pelvis renal.

[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_column_text]Este es un proceso quirúrgico para extirpar el cáncer localizado de la pelvis renal sin extirpar todo el riñón. La resección segmentaria se lleva a cabo para preservar la función renal cuando el otro riñón está dañado o ya se ha extirpado.[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_column_text]

Cirugía láser Cáncer de Pelvis Renal y Uréter.

[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_column_text]Se utiliza un haz de láser (rayo de luz delgado e intenso) como si fuera un cuchillo para extirpar el cáncer. Un rayo láser se utiliza también para eliminar las células cancerosas. Este procedimiento se denomina terapia láser o fulguración con láser.[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_column_text]

Quimioterapia regional y terapia biológica regional Cáncer de Pelvis Renal y Uréter.

[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_column_text]La quimioterapia es un tratamiento de cáncer que utiliza medicamentos para interrumpir el crecimiento de células cancerosas, mediante la eliminación de las células o evitar su multiplicación.

La terapia biológica es un tratamiento que utiliza el sistema inmunitario del paciente para combatir el cáncer. Se utilizan sustancias fabricadas por el cuerpo o en el laboratorio para reforzar, dirigir o restaurar las defensas naturales del cuerpo contra el cáncer.

Tratamiento regional significa que los medicamentos contra el cáncer o las sustancias biológicas se colocan directamente dentro de un órgano o una cavidad corporal como el abdomen, de manera que los medicamentos afecten las células cancerosas en esa área. En los ensayos clínicos se está estudiando la eficacia de la quimioterapia o la terapia biológica con el uso de medicamentos colocados directamente en la pelvis renal o el uréter.

Algunas de las pruebas que se usaron para diagnosticar el cáncer de pelvis renal y uréter o para determinar el estadio del cáncer se pueden repetir. Algunas pruebas se repiten para asegurarse que el tratamiento es eficaz. Las decisiones acerca de seguir, cambiar o suspender el tratamiento pueden basarse en los resultados de estas pruebas. Esto a veces se llama reestadificación.

Algunas de las pruebas se seguirán repitiendo esporádicamente después de terminar el tratamiento. Los resultados de estas pruebas pueden mostrar si la afección cambió o si el cáncer recidivó (volvió). Estas pruebas a veces se llaman pruebas de seguimiento o exámenes médicos.[/vc_column_text][vc_empty_space height=”15px”][/vc_column][/vc_row][vc_row css_animation=”” row_type=”row” use_row_as_full_screen_section=”no” type=”grid” angled_section=”no” text_align=”left” background_image_as_pattern=”without_pattern” background_color=”#ffffff” padding_top=”77″ padding_bottom=”48″ css=”.vc_custom_1497375026188{margin-top: -30px !important;}”][vc_column width=”1/3″][vc_separator type=”transparent” up=”50″ down=”0″][vc_single_image image=”53″ img_size=”full” alignment=”center” qode_css_animation=”element_from_left” transition_delay=”0.3″][vc_empty_space height=”64px”][/vc_column][vc_column width=”2/3″ css=”.vc_custom_1497375035603{margin-top: -30px !important;}”][vc_column_text]

Enfermedades, Tratamientos y Pruebas de Riñón.

[/vc_column_text][vc_separator type=”transparent” up=”20″ down=”20″][vc_row_inner row_type=”row” type=”full_width” text_align=”left” css_animation=””][vc_column_inner width=”1/2″][unordered_list style=”circle” animate=”yes”]

[/unordered_list][/vc_column_inner][vc_column_inner width=”1/2″][unordered_list style=”circle” animate=”yes”]

[/unordered_list][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][/vc_row][vc_row css_animation=”” row_type=”row” use_row_as_full_screen_section=”no” type=”grid” anchor=”portfolio” angled_section=”no” text_align=”left” background_image_as_pattern=”without_pattern” background_color=”#ffffff” padding_top=”52″ padding_bottom=”0″][vc_column][vc_column_text]

Últimas Entradas Artículos de Riñón | RIÑÓN

[/vc_column_text][vc_separator type=”small” position=”left” color=”#27c2c2″ gradient_color=”yes” width=”100″ up=”7″ down=”45″][latest_post type=”boxes” number_of_colums=”3″ number_of_rows=”1″ order_by=”title” order=”DESC” category=”riñon” text_length=”0″][vc_empty_space height=”50px”][/vc_column][/vc_row][vc_row css_animation=”” row_type=”row” use_row_as_full_screen_section=”no” type=”grid” angled_section=”no” text_align=”left” background_image_as_pattern=”without_pattern” css=”.vc_custom_1511087991610{padding-top: 44px !important;padding-bottom: 44px !important;background-image: url(https://bridge86.qodeinteractive.com/wp-content/uploads/2016/09/call-to-action.jpg?id=64) !important;background-position: center !important;background-repeat: no-repeat !important;background-size: cover !important;}”][vc_column][qode_elements_holder number_of_columns=”two_columns” columns_proportion=”66_33″ alignment_one_column=”center”][qode_elements_holder_item item_padding=”0 35px 0 0″ vertical_alignment=”middle” advanced_animations=”no” item_padding_600_768=”0 0 22px 0″ item_padding_480_600=”0 0 22px 0″ item_padding_480=”0 0 22px 0″][vc_column_text el_class=”call-to-action”]

Envíanos un mensaje y nos pondremos en contacto lo antes posible

[/vc_column_text][/qode_elements_holder_item][qode_elements_holder_item vertical_alignment=”middle” advanced_animations=”no”][button target=”_self” hover_type=”default” text=”Pedir Cita” link=”http://bridge86.qodeinteractive.com/pricing/” color=”#ffffff” hover_color=”#ffffff” background_color=”rgba(255,255,255,0.2)” hover_background_color=”rgba(255,255,255,0.4)”][/qode_elements_holder_item][/qode_elements_holder][/vc_column][/vc_row]

Cerrar menú

Acerca de las cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y para mejorar su experiencia conforme a nuestra política de cookies. Si continúa navegando o hace clic en «Aceptar», estará consintiendo las cookies de este sitio.