Hábitos de vida en la Infancia

Hábitos de vida en la Infancia

[vc_row css_animation=”” row_type=”row” use_row_as_full_screen_section=”no” type=”full_width” angled_section=”no” text_align=”left” background_image_as_pattern=”without_pattern”][vc_column][vc_column_text]

Hábitos de vida en la Infancia.

[/vc_column_text][vc_separator type=”small” position=”left” color=”#008f00″ up=”7″ down=”38″][vc_column_text]Se ha publicado  recientemente el “V estudio CinfaSalud: ‘Percepción y hábitos de salud de las familias españolas sobre nutrición infantil’” avalado por la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria.

De él se extraen conclusiones muy interesantes sobre los malos hábitos de vida que tienen muchos niños. La mayoría comen a diario viendo la televisión, jugando con el teléfono móvil o chateando con los amigos, en vez de hablar tranquilamente sobre los asuntos familiares y otros temas que quedan anulados por la inmersión en el mundo digital.

Esta costumbre es totalmente errónea y permitida por los propios padres, que no han establecido desde el principio unas reglas de comportamiento. Es mucho más fácil tener al niño o adolescente callado y poder comer tranquilos. Además, no saben ni lo que comen, puesto que su misión es abrir la boca sin saborear la comida, “ellos están en otro mundo”. Es característico que en el momento del postre ya se hayan levantado de la mesa y el hecho de comer una fruta se convierta en una tarea imposible puesto que les quita mucho tiempo.

Esta forma de actuar también influye en el aumento alarmante del número de niños con sobrepeso. Además, uno de cada diez niños no realiza ningún tipo de ejercicio, cuando a estas edades la práctica de ejercicio regular es un hábito fundamental. La relación entre el peso y la práctica de ejercicio físico está de sobra estudiada y tiene unos beneficios considerables.

Otro hábito erróneo es que mucho niños se van a la cama con el dispositivo móvil llegando incluso a repercutir en las horas de sueño.

En resumen, los dispositivos electrónicos son necesarios y tienen unas bondades increíbles pero no estaría de más, establecer unas reglas de comportamiento en las horas de las comidas y al acostarse.[/vc_column_text][vc_empty_space height=”100px”][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

Cerrar menú

Acerca de las cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y para mejorar su experiencia conforme a nuestra política de cookies. Si continúa navegando o hace clic en «Aceptar», estará consintiendo las cookies de este sitio.